galeano

Eduardo Galeano

Una de las primeras historias que illustré y terminé cuando no sabía que era una ilustración fué “Pájaros Prohibidos” de Eduardo Galeano.

Encuaderné todo y se la mandé a mi tío Mario,maestro de escuela en la II república española, que pasó años en prisión . Así, por primera vez, pude expresar algo que no había sido capaz de hacer de otro modo. Ese salto y esa necesidad no me han abandonado todavía.

galeano

Gracias Sr. Galeano, por tantas cosas. Aquí la historia, las ilustraciones no las tengo:

“Los presos políticos uruguayos no pueden hablar sin permiso, silbar, sonreír, cantar, caminar rápido ni saludar a otro preso. Tampoco pueden dibujar ni recibir dibujos de mujeres embarazas, parejas, mariposas, estrellas ni pájaros.

Didaskó Pérez, maestro de escuela, torturado y preso por tener ideas ideológicas, recibe un domingo la visita de su hija Milay, de cinco años. La hija le trae un dibujo de pájaros. Los censores se lo rompen en la entrada a la cárcel.

El domingo siguiente, Milay le trae un dibujo de árboles. Los árboles no están prohibidos, y el domingo pasa. Didashkó le elogia la obra y le pregunta por los circulitos de colores que aparecen en la copa de los árboles, muchos pequeños círculos entre las ramas:

—¿Son naranjas? ¿qué frutas son?

La niña lo hace callar:

—Ssssshhhh.

Y en secreto le explica:

—Bobo, ¿no ves que son ojos? Los ojos de los pájaros que te traje a escondidas.”

Eduardo GaleanoMiguel Tanco
00

Leave a Reply

Your email address will not be published.