Tened cuidado con los artistas

“Tened cuidado con los artistas. Se mezclan con todas las clases sociales y por lo tanto son los más peligrosos” Jim Henson

 

Acabo de leer el artículo del fantástico J.J. Millás “Un ataque político a las formas de vida” y aunque entiendo la indignación y fondo del problema, no estoy de acuerdo con las soluciones. Parece implicar que la cultura y el arte tienen que estar cuidados y protegidos debido a su delicadeza e incomprensión y este cuidado por parte de las instituciones debe ser un apoyo económico.

 

Quizás porque últimamente estoy leyendo a los más pragmáticos americanos y en concreto a Elizabeth Hyde Stevens y su libro Make Art Make Money: Lessons from Jim Henson on Fueling Your Creative Career, sobre como Jim Henson consiguió conciliar arte y mercado en su carrera. En el libro, Elizabeth H.S. explica como Jim Henson “se vende” con un control de su trabajo y realiza proyectos ambiciosos contratando a miles de artistas para realizarlos.

“Veía el dinero como energía, la energía que hace concretar proyectos que valen la pena”
 
“Hay tres formas primarias con las cuales artistas modernos han resuelto el problema para sobrevivir; realizan un segundo trabajo, tienen mecenas que los mantienen, o han conseguido colocar su trabajo en el mercado y pagan el alquiler con royalties y ventas”
 
 “Los artistas son los miembros de la sociedad que creen que su don vale la pena darlo por convicción , no por lo que obtendrás a cambio. Pero evitar el dinero asegura que los únicos en el templo serán los ladrones. Uno no se libra de los ladrones del templo cantando sólo; hay que echarlos por ocupar el espacio . Es hora que los creyentes vuelvan al mercado”
 

No estoy de acuerdo con Millás en que la cultura y el arte no pueden ser consumo,el arte también puede jugar con las leyes de mercado a su favor y de hecho lo hace exitosamente en muchas áreas. Es fácil promover a Dostoyevski con la distancia , pero no lo sería tanto promoverlo cuando tenía 24 años y escribía mientras estaba en el ejercito. Fueron precisamente aquel mercado de 1920 y aquellas ventas las que permiten a Millás ponerlo como ejemplo. Desdeñar el mercado no es buen inicio para resolver un problema que es, sobre todo, económico.

El arte y la cultura disponen de razones de suficiente peso para que sea económicamente viable estimulando al comprador y no desalentando al contribuyente. Para que seamos más felices (Roberto Inocenti) o para que seamos más dueños de nuestras vidas (Daniel Goldin)

  

 

Tened cuidado con los artistasMiguel Tanco
05

Leave a Reply

Your email address will not be published.