El ilustrador tiene que hacer números.

Ya estoy de nuevo listo para chapotear en el barro, os dejo el artículo de este mes.  Si antes no me linchan los colegas voy a intentar hacer dos cada mes para no dejar pasar tanto tiempo entre uno y otro.

 Sigo con interés los artículos del fotógrafo Carlos Spottorno y he tomado como referencia su post Quieres ser artista? estudia economia  para seguir el paralelismo con la ilustración y en particular con el album ilustrado.

“Si eres demasiado joven o tienes una visión bohemia de la profesión de ilustrador quizás no te interese demasiado este artículo, sobre todo en Europa al ilustrador se le sigue viendo más como a un artista que como a un trabajador de artes gráficas y quizás se busca con demasiado ahínco ese reconocimiento. He conocido a algunos ilustradores que trabajan haciendo un par de bellísimos albums ilustrados al año, pero os aseguro que no viven de ello. El que existan casos puntuales no quiere decir que sean significativos, al igual que J.K.Rowling no refleja ampliamente la literatura juvenil , Rebecca Deutremer o Quentin Blake no son reflejo de la economía de los ilustradores.

© Calvin and Hobbes . Bill Watterson

 Las mejores ediciones de álbums suelen venir de pequeñas y medias editoriales,  que tienen una tirada de 600-3000 copias, suelen tener 12-16-24 o 32 páginas ilustradas y el precio medio-alto por copia es de 15 €. Los derechos de autor rondan 4-6 % sobre el precio en librería. El adelanto suele ser de 600-1500 € y si el album tiene tirada internacional habrá que contar también con las coediciones , el ilustrador puede cobrar una media de 500€ por cada una de esas coediciones. Pongamos que el editor ha vendido todas las copias del libro y ha vendido los derechos en tres países diferentes a un buen precio. En el mejor de los casos cobrarás 4.500 € en total y en el peor unos 600 € . La media sería unos 3.000 € en ese periodo de 5 años y con un tiempo de trabajo de unos de 3-5 meses.

El album ilustrado no es el único que ofrece visibilidad, aunque es el más atractivo, el más premiado y el más reconocido. Se usa muchas veces como promoción , carta de presentación o para aumentar la visibilidad y el portfolio, pero los números son los que son y aunque se editan muchos más que hace unos años, se venden los mismos o menos.

 El oficio de ilustrador también está sujeto a la oferta y la demanda, y no creo que el lloriqueo al editor sea una via para reclamar más y mejor trabajo, también ellos están sujetos a las mismas leyes de mercado y aunque intenten siempre arañar un punto de derecho o dar menos adelanto, como haría cualquiera en su posición, la situación económica es poco elástica en cuanto a números del album se refiere.

© Calvin and Hobbes . Bill Watterson


 Pero el panorama no es desolador, al contrario, está lleno de posibilidades y de situaciones economicamente viables. Cuales son? Aqui es dónde tenemos que sacar toda nuestra intuición, iniciativa  y perseverancia:

 Hacer como Teira Edizioni (italia) o Cho Sunkyung (korea) , autopublicarse y vender tus propios libros. Buscar financiar el proyecto con plataformas como Verkami como Pick a Land . Idear libros para pequeñísimos como los táctiles que produce Francesca Ferri, los minimales de Nicoletta Costa o los artísticamente sencillos de Eric Carle. Hacer magnificos pop-up como los de Dario Cestaro o Marion Bataille. Especializarse en libros escolares, en artículos de prensa,  en murales para hospitales o guarderías, en juegos didácticos, libros ilustrados para adultos, carteles y portadas, concept art para animación, publicidad,…

 Habrá una retribución justa haya donde haya una demanda y un especialista dispuesto a resolver el problema con su trabajo, sin renunciar a ningún anhelo artístico pero tampoco sin olvidar que tenemos que pagar las facturas “

 Referencia: Libro Blanco de la ilustración 2012

El ilustrador tiene que hacer números.migueltanco
330

33 comments on "El ilustrador tiene que hacer números."

  1. fantástico artículo Miguel! gracias por compartirlo.

    • Estoy totalmente de acuerdo,a veces es culpa de los propios ilustradores el que otras areas de este trabajo no se valoren,siendo mas rentables,lo mismo es una estrategia,en la que nos inflan el ego en los albumes yreducen las minutas en obras en las que realmente ellos ganan dinero.
      Es posible que debieramos a empezar a pensar en otros modelos de contrato,en funcion del tipo de trabajo
      y pelear por imponerlos,sobre todo ahora que las publicaciones no solo son en papel.
      Saludos y felicidades.
      Pablo Jurado

  2. :^) Estupendo. ¡Gracias!

  3. Chapeau Miguel, lo distribuyo por todos los sitios que pueda.

  4. wow, gracias Iratxe , Mónica y Blanca. Un abrazo!

  5. Muy bueno, Miguel.

    Por aquí, en Madrid, no se habla más que de Literatura Infantil y Juvenil y de álbum ilustrado. Veo a nuevos ilustradores (y no tan nuevos) centrados únicamente en ese sector, idolatrándolo y dando un brazo por publicar, pero cuando te dicen lo que les pagan no te salen las cuentas. Estoy terminando una pequeña historia con una editorial: 33 ilustraciones, 2 meses de trabajo y 1.500 € de adelanto. Recibiré un 2% de derechos de autor, lo que quiere decir que probablemente nunca se lleguen a vender suficientes libros como para cubrir el adelanto y empezar a cobrar derechos. No salen las cuentas. Al final lo haces por devoción, pero con devoción no se pagan las facturas.

    Estoy de acuerdo en que hay muchos más sectores, menos “glamurosos”, en los que se paga mejor.

    Gracias por el artículo.
    Un abrazo.

  6. Hola Miguel, me ha gustado mucho!

  7. Muy interesante, Miguel. Totalmente de acuerdo, si te lo planteas como un trabajo y no como un pasatiempos, eres un pequeño empresario y hay que ser práctico, no sólo del álbum vive el hombre 🙂 Un abrazo!

  8. En el ámbito de la narración oral sucede prácticamente lo mismo pero con menos glamour y visibilidad. Además de cuentos hay que echar, siempre, cuentas. Gracias por el post. Estupendo ;-))
    Un abrazo

  9. Muy buen artículo. Gracias por compartirlo!!
    Saludos

  10. Somos nosotros, el gremio en general, los primeros que miramos con desprecio ciertos tipos de ilustración o aspectos concretos de nuestro mundo. Tenemos que reivindicar el profesionalismo, que es, básicamente, trabajar a cambio de dinero (y todo lo que esto implica en un oficio autónomo como es casi siempre el nuestro).
    Por cierto, ¡viva Calvin&Hobbes!

  11. ¡Muy bueno, Miguel! Creo que diciendo “si eres demasiado joven o tienes una visión bohemia de la profesión de ilustrador quizás no te interese demasiado este artículo”, apuntas a quienes precisamente les puede ser de más útil leerlo. Dando abiertamente una visión realista de la profesión, ayudas tanto a evitar falsas expectativas como a conocer esas otras opciones de trabajo menos “glamourosas”, que es positivo y necesario hacer. Y hablar así de claro de todo esto es también clave para evitar malentendidos sobre esta profesión, que fuera de nuestro círculo no es muy conocida. ¡Gracias!

  12. Gracias a todos. En realidad quería hacer un post positivista , pero salió realista tirando a negativista. Prometo poner más énfasis en el próximo en cosas que motiven un poco más. La crítica siempre es más cómoda de hacer, yo creo.

    Como dice @Lu este tipo de información no circula por escuelas o talleres, y es como un secreto , yo recuerdo que me decían “es mejor no saberlo, te vas a asustar” .

    También @Milá está en lo cierto, al dar siempre premios a cosas muy muy marginales y un poquito elitistas nos sentimos mejores. Yo creo que esto debería empezar a cambiar . En los concursos americanos tienen premios a la mejor ilustración cientifica, a la mejor publicidad . Por que en europa no se dá un sólo premio a éstas cosas?

    E imagino @Pep que será muy parecido con la narración, tu conoces bien el mundo del album y sabes sus limites y sus virtudes.

    Saludos a todos!

  13. Muchísimas gracias por el post. Es interesante las alternativas que presentas. Gracias por compartirlas. Un abrazo!

  14. Ayyy, Miguel!. Qué de verdades y sin anestesia. Excelente post. Y gracias por compartirlo! Un abrazo. Tesa

  15. ¡Gracias gracias! ¡Cuántas veces he pensado en ello! Yo creo que está muy bien que lo compartas, porque es verdad que es como un secreto, y que no hay nada de malo en compartirlo. En la soledad del trabajo, es fácil pensarse sol@, que no les pasa a otr@s ilustrador@s…
    Para mi ha sido muy significativo, ¡graciass!
    Realmente, es aceptar que nuestro trabajo en ciertos ámbitos es precario por definición, porque si hiciéramos cuentas de lo que cobramos por horas…
    L@s ilustrador@s, además de amar mucho nuestro trabajo, tenemos facturas como las demás personas, alquileres que pagar… y derechos, como trabajador@s.

    ¡Un abrazo!

    • Me alegro que te ayude Ainara. Yo también creo que es mejor saber todo para tomar las decisiones adecuadas. Que no se vea como un ataque al album, no hay nada que me guste más, pero que la información no llegue edulcorada.

  16. Muy acertado, si señor. En ocasiones ponemos glamour en nuestras profesiones y olvidamos que todas tienen su parte ingrata, sus problemas… Idealizarlo todo es peligroso. Hacer lo que a uno le gusta asumiendo que, aún entonces, no todo será color de rosa. Eso es lo mejor.

  17. ah, qué genialidad! gracias!

  18. Y ese 4% ó 6% es de las regalías si hay un escritor ¿Y si el ilustrador es también el escritor? ¡Saludos! Excelente nota.

    :-B

  19. mil gracias por el artículo!
    Saludos.
    Ángela.

  20. 🙂 ¡gracias!

  21. Muchas gracias por compartirlo, un post estupendo!

  22. La ilustración tiene tanta salida profesional como el diseño gráfico, es aplicable a multitud de soportes que no tienen nada que ver con los libros y cuentos. Un ejemplo claro de ilustración fuera de los libros es el conejo de Nesquik.

  23. Muy buen artículo Miguel. Realista, sí.
    Lo asocié inmediatamente con el video que puse en mi facebook ayer, y que habla sobre esa maldita costumbre de desvalorizar el trabajo de ilustración, haciéndolo por nada, o por promoción, etc.:
    http://youtu.be/oWXYoD7wfOs
    A fin de cuentas, creo que lentamente, nos vamos poniendo los pantalones largos.
    Abrazo

    • Gracias querido Alex, el tipo está muy enfadado! 🙂 . A mi me gustaría ser más positivo a veces , no criticar sin construir . Un abrazo

  24. Time to face the music armed with this great inronmatiof.

  25. company is to intentionally act in the public interest.Right now we have to wait forever for Congress to notice that insurance industry dirty tricks have gone too far and should be regulated upon, and then of course another round of dirty tricks will get invented and again the public will get fleeced. But if one large company can set a high standard, the others will have to play nice just to stay in business. Of course, they won’t be able to make ridiculous profits by breaking contracts willynilly anymore, but you can’t have everything.

Leave a Reply

Your email address will not be published.